Usando el internet de forma segura

En estos días se han incrementado los negocios en línea. Tanto los legales como los ilegales. En el 2020 solamente los ataques de malware incrementaron en más de un 300% y los de ransomware en más de un 400% según un estudio hecho por helpnetsecurity.com.

La forma de operar de estos criminales es básicamente explotando la credibilidad de las personas (un 85%). Los tipos de ataque más frecuentes son:
-Ransomware: Cuando un software malicioso es descargado. Ese software bloquea el acceso a una computadora o sistema hasta que se pague un rescate. Existe además una doble extorsión, puesto que los criminales filtraron la información obtenida al público.

-Ingeniería Social: Cuando un hacker manipula a las personas para obtener información. Ya sea en forma de un correo que aparenta ser legítimo, de un mensaje en las redes sociales, o de un correo o mensaje (incluso SMS) que aparenta provenir de alguien conocido. Frecuentemente hay un elemento de urgencia en el mensaje, pidiéndote que descargues un archivo o que hagas clic a una liga. Esto instala el ransomware en tu dispositivo.

-Phishing, smishing and vishing: Son ataques de ingeniería social llevados a cabo vía email (phishing), mensaje de texto (smishing) o llamada telefónica (vishing) haciéndose pasar por alguien conocido para robarte tu información, particularmente para comprometer tus dispositivos u obtener tus credenciales. Si utilizas la interfase web de una aplicación (por ejemplo un banco), verás que la dirección está ligeramente modificada (ejemplo: de inbursa.com a inbursá.com), lo que permite que sea registrado como un dominio, pero que si no pones atención, te llevará a dar clic a una liga que automáticamente descargará ransomware

Te invito a prestar atención a los mensajes, llamadas y correos que recibes para evitar ser víctima de este tipo de fraudes.