Metas, planes y hábitos

Crear una visión o un sueño no sirve de nada a menos que trabajes en ellos. Somos lo que hacemos consistentemente. De nada sirve querer triunfar si no estamos dispuestos a poner el trabajo y la dedicación necesaria. Pero hay mucha gente que trabaja duro por años y no consigue llegar lejos. La razón es que para lograr un cambio en nuestras vidas, necesitamos metas claras. Esas metas tienen que mantenernos motivados para adquirir nuevos hábitos.

Sin embargo, si no planeamos, podemos caminar por años en la dirección incorrecta.

Un plan sin acciones no nos lleva a ningún lado. Pero una acción sin un plan nos puede incluso retrasar.