Logré mi meta pero sigo insatisfecho

El sábado pasado terminamos nuestro séptimo ciclo de Kaironáutica de Acción, un grupo de empoderamiento que nos permite trabajar en definir nuestras metas, idear formas de lograrlas, planear y actuar para conseguirlas. Una parte importante del proceso Kaironáutico, que nos permite adaptarnos y triunfar en un entorno incierto.

Cerrar este ciclo me llevó a reflexionar por qué algunas personas pueden seguir insatisfechas incluso al lograr sus metas y esto me llevó a crear un mapa de alineación como el que uso en mi práctica como consultora organizacional.

Creo que este mapa nos puede ayudar a tener una vida exitosa.

En este proceso partimos de un “Por qué” un propósito que nos invita a integrarnos de forma holística y que considera nuestra pasión, misión, profesión y vocación. De ahí creamos una visión de vida y valores que nos representan.

Cuando tenemos clara nuestra visión, buscamos alcanzar el bienestar a través del balance en nuestra vida, buscando no solo la felicidad, sino también la salud y el significado interior. Como Viktor Frankl explica en su libro, El hombre en busca de sentido, las personas que encontraron sentido incluso en el sufrimiento son más resilientes. Cuando sabemos que la vida aún tiene algo guardado para nosotros podemos crecer en la adversidad.

Esa búsqueda del balance, alineada con nuestra visión y propósito de vida, nos trae claridad sobre nuestra visión de lo que queremos lograr ese año (u otro periodo de tiempo aproximado). Con esa claridad establecemos metas y objetivos, y si los hacemos SMART podremos tener más claro qué necesitamos hacer.

Finalmente, nuestras metas y objetivos requieren planes, hábitos y habilidades (o competencias) que nos permitan trabajar día a día para lograrlas.

Creo que si nos enfocamos solamente en los últimos pasos (una visión del año o de un proyecto, definición de metas y establecimiento y seguimiento de planes), es probable que haya una falta de alineamiento con nuestro propósito, nuestra visión o la búsqueda del bienestar. Solo cuando existe esta alineación podremos decir, con razón, que hemos logrado una vida exitosa.

Y tú, ¿cómo defines una vida exitosa? Déjame tu mensaje aquí.