El valor de las preguntas

Hace unas cuantas semanas tuve un par de interacciones que me parecieron muy interesantes. Ambas personas dijeron necesitar mi ayuda y sin embargo, no lograron articular ninguna pregunta. Más bien, recayó en mí entender qué querían decir, qué problema tenían, cómo podía ayudarles.

Es increíble cómo pasamos por alto el valor de las preguntas. Creo que en la escuela nos enfocamos tanto en las respuestas, que olvidamos que las preguntas nos permiten explorar los diferentes ángulos de un tema, nos abren los ojos a nuevas posibilidades, invitan a otras personas a involucrarse en una situación y despiertan en nosotros el deseo de lograr algo.

Hoy quiero invitarte a buscar nuevas oportunidades a través de preguntas. Si encuentras preguntas generativas, que te ayuden a acceder a nuevos recursos, verás una gran diferencia en cómo percibes la vida.

Y si necesitas la ayuda de alguien, no dudes en ser claro en tus preguntas y peticiones.