Dreamlining

Para la mayoría de nosotros cada año parece ir más rápido. Este año fue muy ocupado para mí: despedir a mis clientes anteriores, recibir a una nueva directora como mi jefa, la pandemia, promocionar mi práctica de consultoría, ayudar a mis clientes con la estrategia de su negocio y rediseñar mi marca para separar a mi clientes en inglés.

Entre esas dos prácticas, mi trabajo y escribir mis blogs, recordé que realmente necesito prestar atención a mis planes y sueños, si quiero  lograrlos. Parte de mi visión era trabajar en lína, pero sinceramente, no pensé que mi deseo fuera a cumplirse con la pandemia.

Este post es una revisión de otro que escribí hace casi 7 años. En él reflexionaba que antes solía pensar que los sueños y los planes eran mutuamente excluyentes, pero en el 2013 aprendí que ambos van de la mano.

Parece que ayer cuando comencé mi tablero de visión para una clase. En los años anteriores sólo había escrito afirmaciones de lo que quería lograr, pero tener un tablero de visión me ayudó a ver el panorama general. Así que, hoy quiero invitarte a empezar a soñar: el paso principal antes de escribir un plan que quieras llevar a cabo.

Para empezar todo lo que necesitas es un sueño, que por supuesto es más fácil de decir que de hacer realmente. Nos hemos visto obligados a establecernos y olvidarnos de nuestros sueños para encajar en la sociedad; tenemos que empezar a soñar de nuevo, recordando lo que queríamos hacer cuando éramos más jóvenes y lo que sentimos daría sentido a nuestras vidas.

¡VAMOS A TRABAJAR! Como dice Timothy Ferris en su libro  The  4-Hour Workweek, la mejor manera de empezar es pensar:

  • ¿Qué harías si no hubiera manera de fallar?
  • ¿Qué harías, día a día, si tuvieras $100 millones en el banco?
  • ¿Qué harías si solo te dedicaras a hacer lo que te apasiona?

Se trata de hacer, pero también debes considerar algo acerca de ser y algo acerca de tener.  

Para ayudarte a explorar tus sueños, describe:

  • un lugar para visitar
  • una cosa para hacer antes de morir
  • una cosa para hacer diariamente
  • una cosa para hacer semanal
  • una cosa que siempre has querido aprender

Ahora, busca un tablero o un cuaderno donde puedas poner tu tablero de visión.

La visión es un ejercicio poderoso y te ayudará a mantener tus ojos en la meta.

Una vez que hayas terminado con la parte de ensueño, es hora de empezar a planearlo.

¿Cuándo quieres alcanzar  tus metas? ¿cuánto costará? ¿qué inversión necesitas hacer? 

Como este proceso de planificación es abrumador deberías apuntarle a algo increíble. Recuerda las palabras de Disraeli: La vida es demasiado corta para ser irrelevante.

Empieza con el siguiente paso mínimo y elegante. Luego escribe el siguiente paso, y los que tomarás en la próxima semana.

Ferris recomienda  determinar  tres pasos para un 3 meses y 6 meses  de líneas de ensueño. Como él dice, el objetivo es definir el objetivo final y construir impulso con los primeros pasos críticos.

Mi curso en vivo Kaironática de Acción (con un acompañamiento de 8 semanas) y mi curso digital Kaironáutica Warp4 contienen todas las herramientas que necesitas para lograr tus metas.

¡La vida encontrará su manera de ayudarle a alcanzar tus metas, por lo que también puedes planificar y soñar en grande!

Por favor, comparte tus objetivos aquí en los comentarios o ponte en contacto conmigo directamente si tienes alguna pregunta.