Solo puedes mejorar lo que puedes medir

Si no lo mides, no sabrás si lo que estás haciendo funciona o no. Una forma de lograr nuestras metas es comenzar por visualizarlas e identificar cómo sabremos que las hemos obtenido. Esto nos permite saber si lo que estamos haciendo está dando resultados.

El error de muchas personas al hablar de medición es pensar que solo lo cuantificable puede ser medible, es decir, pasos, kilos, días y otras cosas que se pueden contar. La verdad es que también se pueden medir las cualidades de una experiencia. Al escribir sobre ellas podemos contar el número de veces que se mencionan ciertas palabras o temas. Esa es la medición cualitativa.

La mejor forma de llevar la cuenta de nuestro progreso es creando bitácoras (en inglés conocidas como Bullet Journals), que son como un diario, pero que tienen un elemento de análisis visual que nos permite comprender rápidamente lo que está pasando y monitorearlo.

Una bitácora se puede usar como un diario, para ayudarte a visualizar tus planes, para dar seguimiento a tus acciones, para inspirarte, registrar tus ideas y mejorar tus hábitos.

Para iniciar tu propia bitácora, solo necesitas:

•Un cuaderno (preferentemente con puntos, pero puede ser también con cuadrícula o blanco)

•Plumones y plumas de colores

Pero además, puedes enriquecerla usando:

•Plantillas (si necesitas ayuda para dibujar mejor)

•Papel craft u otros materiales decoraitvos

•Cinta adhesiva decorativa (washi tape)

Empieza por establecer prioridades y determinar tus metas SMART para cada prioridad. Y asegúrate de registrar diariamente (o al menos cada dos días) lo que estás haciendo, así como los resultados que obtengas.

Muy pronto verás que avanzas en tus metas, incrementas tu productividad, adquieres nuevos hábitos y te enfocas mucho más. Si necesitas ayuda para comenzar, te invito a tomar este curso que te enseñará:

  • Qué son las bitácoras
  • Usos y beneficios
  • Una vida exitosa
  • Materiales que requerirás
  • Cómo comenzar
  • Inspiración
  • Desarrollar nuevos hábitos

No lo dudes más, comienza ahora y mantente enfocado con una bitácora. ¡Ya verás que hace la diferencia!