Bajándonos de la rueda

Nuestra capacidad para avanzar está directamente relacionada con el tiempo que tenemos para reflexionar, para prestar atención a lo que funciona y a lo que no.

Si no nos detenemos a analizar la diferencia entre lo que está sucediendo y lo que quisiéramos que sucediera, no podemos ver el origen del problema, y por consecuencia, tampoco podemos corregir el rumbo.

Lamentablemente, estamos tan acostumbrados a correr en la rueda y tan cansados al final del día, que pocas veces podemos notar lo poco que hemos avanzado.

Hoy te invito a rescatar tu visión del año y evaluar dónde vas y qué necesitas para lograrla. Y si no la has creado, te invito a revisar mi curso gratuito Creando tu visión. Quedan 5 meses y medio en el año para bajarnos de la rueda y tomar un camino diferente.